sábado, 25 de octubre de 2008

Arwen



Fui al veterinario con el cuerpo de Arwen para prevenir que fuera alguna infección. Opina que fue un golpe, tiene la cadera y columna quebrada, por eso apareciò arrastrada con una posiciòn similiar a la de sapo, sangre de la boca.
Había llegado a las 12 de la noche ... y estaba así. Se dejó caer al patio, busco su puertita, se arrastró por los pisos de cerámica. Entrò al baño. Horas de agonía por la hemorragia interna.

Conversé con los vecinos... solo escucharon un tiro hace dos noches.
En la noche, puse Misa de Requiem de Mozart.
Compré una maceta enorme, tierra, traje piedras de unos vecinos que están cambiando su vereda. Preparé la maceta nueva, piedras, puse su cuerpo. Tiré más tierra. Tomé uno de los platos de plásticos y lo rompí encima de ella, puse un poco de agua y vino como los antiguos griegos y romanos. Que no pase sed y no le falte el favor de Dionisos.
Saqué el ficus de la maceta de una amiga. Y lo trasplanté. Le puse más piedras. Volví a libar vino y regar. Por el aroma del tinto se alejan los hermanos que la buscan maullando.
Me quedé largo, largo ratos a solas en silencio, en Zazen, queriendo hacer silencio en la oscuridad.

Arigato Arwen San, arigato, domo arigato
Gracias Arwen, gracias, gracias
por estos 2 años de compañía, de tibieza sobre mi pecho en las mañanas o en el regazo por las tardes, por las lamidas en las manos y los brazos. Por tu compañía silenciosa.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

arwen siendo tu compañera, lorgó a su modo, trasnformarte. belleza, ternura, y silencios nocturnos.
ella supo de tu amor. no estés triste por lo que no vas a compartir, estate feliz por lo que compartiste.
te quiero amigo. estamos contigo, li.

Chica Púrpura dijo...

sin palabras aun

un beso

camu

Anónimo dijo...

NO te conozco y he llegado aquí por casualidad. YO tenía una gatita que tambien se llamaba ARWEN. Esta semana falleció por una vieja enfermedad. Comparto tu Dolor. Solo pienso en su pequeña cabeza recostada en mi mano mientras veía el televisor.Un fuerte abrazo.

Helena dijo...

Ale, qué fuerte!!!
Me imagino como debes sentirte, te dejo un abrazo enorme.
Nunca sé que decir en momentos como estos, así que espero sepas disculpar la torpeza de mis palabras.

Té Verde dijo...

Anonima Amiga... muchas gracias por tu homenaje, tus palabras y por estar.
Camu... gracias, Arwen también te quiere
Anónimo... lamento de tu gatita Arwen, comparto tu dolor, te mando un abrazo solidario...
Lau, tampoco sé que decir en estas ocasiones, gracias por estar y eso es mucho.
Estar juntos ya es mucho, gracias y un espíritu agradecido por su compañia y la de Arwen.
Ale